Skip to content

Principios del pensamiento ancestral del Vivir Bien

Buen Vivir – Vivir Bien viene de las palabras indígenas Sumak Kawsay (en quechua) – Suma Qamaña (en aymara), que significan vida en plenitud, en armonía y equilibrio con la naturaleza y en comunidad, por lo que también se le llama el Buen Convivir. El pensamiento ancestral del Buen Vivir, es un viejo-nuevo paradigma, que propone una vida en equilibrio, con relaciones armoniosas entre las personas, la comunidad, la sociedad y la madre tierra a la que pertenecemos.

En tiempos de múltiples crisis globales, el Buen Vivir viene del pensamiento de los pueblos andinos y amazónicos, como propuesta alternativa al sistema actual basado en la explotación de la naturaleza y de los seres humanos.

La situación de crisis económica y la paulatina pérdida de derechos de las personas y comunidades, pone en evidencia la urgente necesidad de cambiar el modelo vigente. Las personas están cada vez más insatisfechas, infelices y ‘estresadas’, por lo que se cuestionan el sentido de la vida. La movilización social global incrementa, y también surgen iniciativas locales que buscan caminos para volver a la madre tierra, simplificando la vida para un mayor disfrute en equilibrio y armonía. El Buen Vivir es una propuesta personal, comunitaria, local y al mismo tiempo global, que nos presenta alternativas para la transformación de la aldea planetaria.

El Buen Vivir es una alternativa práctica, la lucha actual de los pueblos indígenas se encauza a la defensa de la madre tierra y de la vida, por lo que su mensaje aboga por el trabajo global y la unidad.

Los pueblos indígenas y originarios nos invitan a retomar el camino del bien común, de la comunidad como una unidad, como una vía posible para la humanidad y como estrategia para la defensa de la vida en la tierra.

Principios del Buen Vivir

La vida en el centro

La formulación de un paradigma biocéntrico que considera el Buen Vivir como un retorno a nuestra propia naturaleza, preservando el equilibro y despertando nuestras capacidades para vivir plenos, siendo una propuesta personal y colectiva, que invita al trabajo personal y al comunitario para “vivir bien contigo y conmigo”.

Así mismo se trata de una visión holísitca, dinámica e integral de la vida, pues todo está interrelacionado y es interdependiente, de manera que el ser humano es solo una pequeña parte del universo, pero es responsable de defender y cuidar la vida.

No sólo se trata de una propuesta práctica en donde cobra sentido el “ser estando” y el “estar siendo” en la conciencia de pertenencia a un todo armónico y equilibrado, sin separaciones (mente-cuerpo, sujeto-objeto, etc.) y en la aceptación del mundo en todas sus dimensiones y ética de respecto a la vida (comunidad), con una relación inseparable, respetuosa y armónica con la naturaleza como fuerza y el sustento para ser humano.

BEM_VIVER_AGENDA_LATINOAMERICANA_CORTE_DESENHO_01-3

Relación armónica con la naturaleza

El pensamiento de los pueblos originarios expresado en el sumar kawsay-suma tamaña tiene un profundo sentido cósmico y una identificación plena con la naturaleza, de manera esencial, vivencias, concreta y relacionan. De hecho una característica de estos pueblos es su visión de respecto y defensa de la naturaleza; así como su comprensión de la misma como una madre (útero) que da y cuida la vida).

La conciencia de pertenencia del ser humano a la Madre Tierra se refleja en una actitud de cuidado de la vida, esencial para los pueblos originarios, por lo que su resistencia se centra en la defensa de la naturaleza entendida como un sujeto vivo (tierra, agua, suelo, subsuelo), que requiere atención y dedicación de los seres humanos.

La comunión con la naturaleza es tal que no solo se la considera madre, pariente y familia, sino parte del cuerpo y del espíritu del ser humano, con quien se habla y convive. La idea de la conversación con la naturaleza y sus espíritus es una constante que se manifiesta en gestos cotidianos como pedirle permiso cuando se toman plantas y animales como alimento o medicina en los rituales de agradecimiento, ofrendas o pagos.

sumak3

Paradigma comunitario

La comunidad no es sólo la humana, sino también la natural y cósmica; y el ser humano tiene conciencia de su pertenencia al conjunto, recordando que su existencia está determinada por sus relaciones con los demás y por el reconocimiento que tiene del colectivo.

Es una forma de vivir en conciencia con la unidad de la vida, en donde todos los seres humanos somos parte de una comunidad (familia) conformada por los árboles, los cerros y los animales que son hermanos, primos y abuelos: y seguimos los ritmos naturales, manteniendo el equilibrio entre la energía espiritual y material, a través de la reciprocidad para asegurar el bienestar.

En tanto paradigma comunitario se logra con el cumplimiento de ritos, que a su vez son normas y espacios de cohesión social, como las celebraciones de solsticio de verano e invierno, que no sólo marcan el cierre e inicio de ciclos vitales, sino que son espacios-tiempos de integración y redistribución: de esta manera se mantiene una economía comunitaria y solidaria.

081a9cc73d3013dabcbf960f219402cc

Territorialisas y plurinacionalidad

El Buen Vivir está asociado con el territorio entendido como el espacio (tangible e intangible) en el que se realiza la vida, lo que implica el manejo colectivo que garantiza la existencia de una tierra sana y fértil, con el agua, aire, bosques y montañas cuidadas y limpias (Chuji, 2010). Desde este enfoque del territorio como el espacio que provee de todas las posibilidades de vida, se explica la histórica resistencia de los pueblos indígenas a la invasión, la colonización, la vulneración y la explotación de los bienes naturales de sus territorios ancestrales (Macas, 2010). Por ello el sumak kawsay-suma qamaña está asociado a la existencia de territorios sanos, en los que se puedan desarrollar la vida y concretar el manejo colectivo del espacio, según los usos y las costumbres de cada pueblo.

 

 

Fuente:

Rodríguez S., Adriana. (2016) Teoría y práctica del Buen Vivir: orígenes, debates conceptuales y conflictos sociales. El caso de Ecuador (tesis doctoral). Universidad del País Vasco / Instituto Hegoa, Bilbao, España.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: