Skip to content

¿Por qué no se usa la educación para el desarrollo humano sino para que aprendamos cosas inútiles acerca de distintos hechos científicos?

Me ha pasado que cada vez que dudo de las decisiones que he venido tomando, aparece una señal que me refuerza la intuición.

En un momento así, llegó a mí la oportunidad de la escucha a Claudio Naranjo, militante por un cambio en la educación por más de 20 años, en que ha tenido la oportunidad de conocer a gente de ministerios de educación de varios países. Él mismo se presentó así en el Congreso del Futuro.

A él le parece que la gente que está en puestos con poder en la jerarquía de las decisiones educacionales de un país, no es idiota, ni malvada, sino que es bienintencionada, como la gente normal, pero que ha hecho y está haciendo cosas con consecuencias diabólicas.

Claudio Naranjo regaló preguntas que quedan aún resonando, como queriendo ser alcanzadas y transformadas en una respuesta coherente, que nos haga sentido: ¿Por qué se mantiene la educación como la más obsoleta de las instuticones a pesar de que hay gente inteligente? ¿Por qué no se usa la educación para el desarrollo humano sino para que aprendamos cosas inútiles acerca de distintos hechos científicos? ¿Por qué se le roba a la gente el tiempo de mirarse hacia adentro, de conocerce a sí mismo?

No hay respuesta sin dejar de mirar la propia experiencia. La escolarización que cada uno de nosotros carga, nos vuelve ciegos a la valoración del autoconocimiento como el camino que se nos ha negado sistemáticamente, a comprender(nos) en nuestra existencia única, finita e infita con un todo.

“¿Por que se obliga que a la gente sea educada como en una cárcel? Porque los niños no gustan nada del colegio a pesar de que gustan mucho de encontrarse con otros niños. ¿Por qué sucede esto?” Continua Naranjo.

Yo me pregunto de vuelta ¿Por qué si una vez que te hace sentido sigues repitiendo las prácticas de escolarización que tanto daño nos ha hecho? Aunque en mí no hay desesperanza, sino que todo lo contrario: convivo con personas que se han permitido la oportunidad de soñar una educación distinta y llevarla a cabo, a puro instinto, a pura valentía en este presente que, a ratos, parece esforzarse por mantener una estructura y otras pareciera que permite la libertad y autonomía.

La charla de Claudio Naranjo aquí:

Las experiencias de la educación que se está soñando y haciendo, pronto las iré escribiendo.

Por Jéssica.-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: